Nuestras Propuestas

En un contexto de múltiples problemáticas que afectan al universo de la niñez y adolescencia, el desafío de las Ciencias Sociales debe trascender los análisis meramente descriptivos. Desde esa idea fundante proponemos el análisis y la problematización de las políticas públicas de infancia.

Sabemos que son múltiples las variables que permiten explicar el escenario de situaciones de carencia, conflicto, violencia del que una parte del “universo” infancia es victima y protagonista. Desde este espacio proponemos trazar al menos una “cartografía” posible para transitar ese universo. Con una mirada que piense la genealogía de los procesos sociales y su evolución en el presente. Desde esa perspectiva proponemos líneas de trabajo y análisis con otros grupos, organismos públicos y de la sociedad civil.

En este sentido, los últimos años hemos trabajado en la construcción de una genealogía de las Políticas de Infancia en la Argentina, como “caja de herramientas" para ententeder la configuración institucional y de los dispositivos del presente. Realizamos una lectura critica de esos dispositivos y de la relación entre los distintos actores institucionales que intervienen en el “campo” de las políticas de infancia.

Desde las Ciencias Sociales proponemos problematizar estas y otras cuestiones. Los invitamos a sumarse al debate y la producción de un campo interdisciplinario de reflexión de las políticas de infancia.

domingo, 23 de enero de 2011

Imputabilidad de menores: “El tema de la edad no tiene importancia”

Fuente "El Zonda" San Juan.-Para Eduardo Bustelo, diputado provincial y experto en temas de niñez y adolescencia, “el delito es algo que un adulto le enseñó al niño o que el niño hizo bajo las directivas de un adulto. Por eso no podemos homologarlos penalmente”.

"E
l problema de la seguridad no son los niños y las niñas de este país”, asegura el diputado provincial Eduardo Bustelo, que al mismo tiempo denuncia el prejuicio cultural de una sociedad que “instala el tema de los menores feroces. Pareciera que todos los delitos y la criminalidad es cuestión de menores”.
Bustelo, que trabajó muchos años para UNICEF, recuerda que “este es el único país del mundo que tiene siete niños condenados a cadena perpetua, algo de lo que nadie habla y que no es un tema menor”.
La imputabilidad
“En el tema de la baja de la edad en la imputabilidad de los menores hay dos aspectos”, explica Bustelo. “Uno es el aspecto técnico. Tiene que ver con la necesidad de adaptar en el Código Penal, como se hizo en San Juan donde existe el Fuero Penal Juvenil, las penalidades al grado de evolución del niño, lo que apunta a lo recuperativo-correctivo”.
De acuerdo con el legislador sanjuanino, “el concepto de imputabilidad del menor parte del hecho de que el delito es algo que un adulto le enseñó al niño, o que el niño hizo bajo las directivas de un adulto. Esa es la raíz del problema. Por eso no podemos homologar la figura jurídica penal que se le aplica a un adulto que la que se le debe imponera a un niño”.
“Si tenemos un fuero específico”, explica Bustelo, “con penalidades que se adecuan a las posibilidades de corrección, creo que el tema de la edad de imputabilidad es una cuestión menor”.
“El otro aspecto, el que no debemos aceptar, es ese gorilismo contra los niños que pretende imponer una cosa dictatorial contra ellos. Recordemos que este es el único país del mundo que tiene siete niños condenados a cadena perpetua, algo de lo que nadie habla y que no es un tema menor”.

Aspectos culturales
“Hay aspectos culturales que nuestra sociedad todavía no procesa”, explica el diputado y lo grafica con un crudo ejemplo: “En estos días, en San Juan, hemos vivido un hecho atroz. Un bebé fue arrojado contra el suelo por sus propios padres y debió ser atendido en el hospital. Lo mismo el caso de la niña descuartizada hace dos años, un acto de una crueldad infinita”.
Para Bustelo, “esos hechos, ese maltrato infantil, la cultura de nuestra sociedad no parece registrarlo. La sociedad los tolera o actúa como si quienes cometieron estos delitos contra seres indefensos no fueran sanjuaninos. En cambio, si un menor mata a un comerciante todos se sale a la calle para reclamar con indignación. O peor aún, pidiendo la pena de muerte”.

Demonización de los niños
El legislador insiste en que “el tema de la edad no tiene significación si existen las garantías procesales y las penalidades están adecuadas a las posibilidades de que el niño que delinque sea reeducado”.
Bustelo considera que, desde la sociedad y desde los medios masivos, sobre todo la televisión, “está esa cosa negativa en nuestra cultura. Se instala el tema de los menores feroces. Pareciera que todos los delitos y la criminalidad es cuestión de menores que se aprovechan por el tema de la edad y creer que aún funciona esta teoría de la puerta vaivén, que el menor que delinque entra por una puerta y sale por la otra, que los jueces tienen una tolerancia infinita”.
Pero para el legislador, “la verdad es que los menores que delinquen aquí van a un instituto correccional. La discrecionalidad del juez es la de un adulto, que no puede ser imputada a un niño”.
“También es necesario decir los que menores que han tenido conflictos con la ley en San Juan son 700 y los que han cometido homicidio son 7. Estamos hablando de una fracción que está por debajo del uno por ciento de los niños sanjuaninos. La mayoría de nuestros niños son buenos niños, a pesar de los adultos”.

Fuero juvenil
Consultado sobre la posibilidad de que se incorpore un fuero penal juvenil, similar al sancionado en San Juan, dentro de la justicia federal, Bustelo es poco optimista.
“No creo que a nivel nacional, se pueda aprobar una ley creando un fuero penal juvenil en la Cámara de Diputados”, asegura.
De acuerdo con el experto. “hay mucha controversia y no existen elementos consensuales. Hay un discurso represivo contra los niños y los proyectos de ley existentes, como el de la ex senadora María Cristina Perceval, no avalan un penalismo excesivo contra los niños. Ese es un proyecto que reordena el tema en donde aún sigue vigente una norma legal heredada de la dictadura militar que debe ser reemplazada por otra que se adecue a la circunstancias que el país vive”.
“El problema de la seguridad no son los niños y las niñas de este país”, aseveró finalmente el legislador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario